Boletín Bibliográfico

Los gallegos en Sevilla en el siglo XV. Cuestiones previas: número, ubicación, niveles socio-profesionales y relacionales

Autor  RONQUILLO RUBIO, Manuela

Título  Los gallegos en Sevilla en el siglo XV. Cuestiones previas: número, ubicación, niveles socio-profesionales y relacionales

Título revista/libro  Medievalismo. Revista de la Sociedad Española de Estudios Medievales

Año  2007

Volumen  17

Páginas  151-186

Resumen
La sociedad sevillana bajomedieval fue permeable a la presencia de grupos de recién llegados de origen y calificación profesional diversa, lo que contribuyó a su desarrollo mercantil. Para valorar en su justa medida el papel de un grupo foráneo es preciso conocer el volumen, el peso y la influencia del resto de grupos que la conformaron. Por su importancia cuantitativa frente a a otros conjuntos foráneos del mismo reino castellano y por su asentamiento tanto en la ciudad como en la tierra de Sevilla, se empieza el estudio por el grupo de gallegos. Su presencia se constata desde el momento de la conquista. Además de Rodrigo Gómez, señor de Trastámara, hay un buen número de ricoshombres como el arzobispo de Santiago Juan Arias (con otros miembros de su familia), Arias Gaga, Pay de Mera, Pero Ruiz Tenorio, el trovador Pero da Ponte, Payo Gómez Chariño y en el siglo siguiente el almirante Jofre Tenorio. Hubo gallegos entre los mesnaderos del rey, entre los ballesteros, los porteros de Alfonso X (de Galicia y Oviedo), y entre los monteros. Algunos linajes gallegos se instalaron en Sevilla sobre todo a lo largo del siglo XIV: los Biedma, que formaron un clan con los Rojas, Coroneles, Tenorios y Manzanedos; los Ribera, que solían emparentarse en un primer momento con otros linajes gallegos, como los Sotomayor, Mariño, Portocarrero; y los Tenorio. Presenta los rasgos socio-profesionales de los gallegos agrupados por sectores, entre los que destacan los agricultores, que se instalaron en la Tierra. El subsector marinero es importante también pero no los pescadores. En los artesanos gallegos que trabajan la madera sobresalen los toneleros, y en el textil, los sastres y alfayates. El mayor número de ocupaciones entre los gallegos instalados pertenecen al sector terciario: transporte terrestre, subsistencias (comidas y vino), servidumbre (escuderos) y profesiones libres (algún escribano). Los cargos y oficios públicos estaban representados por los Saavedra, Mariño, Ribera y quizás el veinticuatro Pedro González de Bahamón. Merece mención aparte Alonso Fernández de Lugo, conquistador y gobernador de la isla de Tenerife.

Visitas 9